www.bebesCR.com

Infantes

bebesCR.com - bebes

Directorio

Centros Educativos

Material Didáctico

Por Jorge Rubén Puricelli
puricell@netcoop.com.ar

Tengo tres hijos, dos niñas y un "enano", las nenas Andrea de 14, Analí de 12 y Matías de 11. Mi preocupación como padre y docente siempre ha sido, después de la educación, la seguridad de los chicos dentro y fuera de la casa en lo que respecta, entre otras cosas, a los accidentes y apuntando a los más frecuentes, me voy a referir a los domésticos.

Es bien sabido que la primera condición para prevenir accidentes domésticos es pensar en ellos y en cómo tomar las medidas necesarias para evitarlos. El "a mí no me va a pasar" no funciona en estos casos. Estos accidentes son muy frecuentes especialmente si en la casa hay niños pequeños, sobre todo en la etapa del "deambulador" y en la primer infancia, cuando el ansia exploradora e investigadora de los niños pequeños los expone mucho más.

Tratando de transmitir éstas ideas, transcribo algunas situaciones, a modo de ejemplo, con la esperanza de que les resulten útiles. Como primera medida mire críticamente las cosas de su casa y fíjese si tiene que cambiar algo de lugar o guardar algún adorno peligroso hasta que los chicos crezcan. Coloque disyuntores ("breakers" por su denominación en inglés) y tapa enchufes en todos los tomacorrientes que estén al alcance de los niños. Es muy frecuente ver a los más chiquitos dirigirse a los tomacorrientes e intentar introducir algún elemento en sus orificios.

Es conveniente tener protección en su balcón (barandas) y en accesos a escaleras y aberturas peligrosas. Ojo con la escalera que sube a la terraza. Utilice siempre los dispositivos de seguridad a la hora de instalar la cocina y ponga las manijas de las ollas y sartenes hacia el lado de adentro, nunca deben sobresalir del borde de la cocina o la mesa. Además, tenga sumo cuidado cuando cocine si los chicos están a su alrededor. Las cocinas modernas tienen paredes delgadas y las puertas de los hornos pueden estar muy calientes o ser abiertas con facilidad. Tenga además siempre presente el lugar donde están sus hijos cuando planche.

Existen muchas circunstancias en las que pueden resultar quemados. No tome café, té u otras bebidas calientes con los chicos en brazos o sentados en su falda. Muchas veces por movimientos impensados, se derraman líquidos calientes y causan quemaduras. No tenga artículos de limpieza o combustibles en envases de bebidas conocidas, por ejemplo, gaseosas o jugos, pues podrían tomárselos. Recuerde que aunque usted rotule los envases, los pequeñitos no saben leer. No tenga artículos tóxicos en lugares que los niños puedan alcanzarlos. Todo tiene que estar en lugares altos y si es posible cerrado con llave. No guarde medicamentos en lugares accesibles a los niños. Muchas veces, en casa se toma esto en cuenta, pero cuando van a casa de los abuelos por ejemplo, suelen abrir cajones de mesitas de luz o similares y allí pueden encontrar algo.

Recuerde que los chicos suelen probarlo todo. No deje monedas, bolitas, pedacitos de juguetes rotos, etc., al alcance de los niños. No les dé pastillitas, caramelos duros, arvejas, maníes, etc. Estas cosas, que son duras, pequeñas y mantienen su forma, pueden meterse en el aparato respiratorio y causar problemas. Trate de mantener la puerta de los baños cerrada. A los chicos les encanta jugar con el papel higiénico y el agua y pueden resbalarse y golpearse con los artefactos. Muchas veces comienzan a jugar con las puertas abriéndolas y cerrándolas.

En algunas ocasiones pueden atraparse los dedos. Es conveniente, cuando comienzan a llegar al picaporte, colocar trabas de pared o de piso. Finalmente, no ubique a los chicos en el asiento delantero de los autos, en ninguna situación, ni aún teniéndolos en brazos. Eso a veces da una falsa seguridad y POR FAVOR, no conduzca con ellos sentados en la falda y tomados del volante. Espero que estos consejos, algunos muy sabidos, le sean de utilidad.