www.bebesCR.com

Embarazo

bebesCR.com - bebes

Directorio

Centros Educativos

Material Didáctico

Estados de ánimo y sensibilidad

durante el embarazo

  • Porqué el embarazo me ha hecho muy "sensible"

  • Cuándo es más probable que se produzcan estos cambios en mi estado de ánimo
  • Cómo manejar esta situación ?
  • Testimonios de otras mujeres embarazadas

Se encuentra Usted bien en un momento y estalla en llanto al siguiente ? Bienvenida al club: es muy común sufrir fluctuaciones violentas en sus emociones durante el embarazo.

La progesterona y los estrógenos parecieran ser responsables parciales de esta situación, pero también mucha de su sensibilidad se debe simplemente a que el embarazo es un período de cambios radicales. Podrá estar sumamente feliz con el pensamiento de que pronto tendrá un bebé, pero también estar sumamente preocupada por el enorme reto que ello representa.

Aún cuando desee fervientemente a ese bebé, muchas futuras madres ven empañada esa felicidad momentáneamente al preocuparse por un futuro incierto. Podría sentirse muy preocupada sobre cómo se verán afectadas las relaciones con su pareja, la salud de su futuro bebé y cómo harán para enfrentar la carga económica que ello representa. Todo esto, aunado a algunos de los pequeños problemas del embarazo como la acidez, la fatiga, la necesidad de orinar frecuentemente, puede ser una pesada carga. Todas estas preocupaciones pueden hacer que sus emociones se comporten como una montaña rusa: en un momento podría estar muy feliz y al siguiente romper en llanto.

Cuándo es más probable que ocurran estos cambios de estado de ánimo?

Estos cambios de estado de ánmo son más pronunciados en las primeras 12 semanas de embarazo para empezar a disminuir luego muy gradualmente conforme su cuerpo se adapta a los cambios hormonales y usted logre manejar mejor sus preocupaciones.

Cómo manejar esta situación?

Lo primero es aceptar que estos cambios en su estado de ánimo son una situación normal en su experiencia del embarazo. No es de asombrarse que usted padezca estos altos y bajos, algunas veces de un minuto al siguiente. Saber que usted está actuando tal y como se espera (y a como sus hormonas la obligan) puede ayudarla a evitar parte de la culpabilidad que pueda estar sintiendo.

Si se siente con las "pilas bajas", haga algo que la haga sentir bien. Tome una siesta, haga una caminata o vaya al cine con su pareja. No sea dura consigo misma. Una de las mejores terapias es conversar. Comente sus preocupaciones y sus emociones con su pareja, con su familia o con sus amigos. El embarazo es un gran reto: es un evento que cambia por completo su vida y por lo tanto hará que cualquiera -aún la madre que ha soñado con su bebé por años- se sienta abrumada, irritable y ansiosa en algunos momentos.

No está sola

El saber que otras futuras mamás experimentan situaciones similares a la suya podrá hacerle sentir mejor. Las mujeres a menudo se encuentran a sí mismas actuando de manera inusual durante el embarazo: llorando por las cosas más tontas, haciendo limpieza en lugares que nunca lo habían hecho, viéndose atrapadas en un caso serio de "dejar caer las cosas"... Las mujeres embarazadas deberían saber que es a causa de sus hormonas! Algunas mujeres nos cuentas sus experiencias acerca de cómo estas hormonas afectan su embarazo.

Rosa, dos meses de embarazo

Supe que las hormonas del embarazo me estaban afectando cuando me dí cuenta de que todo, y quiero decir TODO, me hacía llorar. Las películas, una foto, una mirada, un comercial y hasta un chiste que a todos hacía reír. Cualquier cosa que usted imagine, me hacía llorar. También me volví muy olvidadiza. Lo último que me pasó fue darme cuenta que mientras me alistaba para ir al trabajo, me puse desodorante al menos tres veces.

Elena, embarazada de su primer hijo

Disfrutaba de unos momentos de tranquillidad en el parque cuando un balón azul se soltó de la mano de un niño y se alejó flotando suavemente. Estallé en lágrimas sin razón aparente y después de 20 minutos de llorar, mi marido decidió que era mejor regresar a casa y me metiera a descansar en la cama.

Lorena, diez semanas de embarazo

Estábamos viendo la otra noche una película en la cama y al terminar la misma lloré por al menos 4 horas. Me metí a darme una ducha para que mi marido no me oyera llorar pues me siento muy acongojada llorando sobre él. El se preocupa mucho de que algo ande mal conmigo. Esto es nuevo para mí... qué me está pasando?

Mónica, embarazada de su primer hijo

Aparte de sesiones comunes de llanto sin ninguna razón, me dí cuenta de que las hormonas me estaban afectando cuando por error puse comida para el gato en el percolador. Afortunadamente mi marido y yo reímos por largo rato... pero me hizo pensar si no estaba volviéndome loca.

Carolina, con hijos de 11, 8 y 3 años de edad

Durante mi último embarazo me volví increíblemente olvidadiza. Para alguien con una memoria fotográfica como yo, esto es realmente estresante por decir algo. Llegué a olvidar por completo adónde había parqueado mi carro y sufrir un ataque de pánico pensando que se lo habían robado. A tres semanas de dar a luz me pasó el siguiente incidente: perdí las llaves del carro... busqué arriba, abajo, en lugares que ni siquiera podría imaginar. Con dos niños en casa pensé que alguno las había tomado y me ponía más y más enojada cada momento porque en realidad necesitaba ir al super. Después de 45 minutos de buscar, reñir, llorar... mi marido fue al refrigerador para sacar hielo para una bebida... y ahí estaban mis llaves, donde las había puesto mientras revisaba qué nos hacía falta.