www.bebesCR.com

Concepción

bebesCR.com - bebes

Directorio

Centros Educativos

Material Didáctico

Importancia del ACIDO FOLICO
en su alimentación

El ácido fólico es una vitamina B que puede ayudar a prevenir defectos de nacimiento en el cerebro y la médula espinal denominados defectos del tubo neural (Neural Tube Defects—NTD) cuando se ingiere antes del embarazo y durante las primeras semanas del mismo.

Dado que los NTD se originan durante el primer mes de embarazo (generalmente antes de que la madre sepa que está embarazada) es importante que la mujer tenga suficiente ácido fólico en su sistema antes de quedar embarazada. Es recomendable que toda mujer que se encuentre en edad de tener hijos ingiera ácido fólico, puesto que, en este país, el 50 por ciento de los embarazos no son planificados.

Aquí se explica lo que toda mujer debe saber acerca de este nutriente fundamental.

¿Por qué deben tomar ácido fólico todas las mujeres en edad de procrear hijos?

Los estudios demuestran que las mujeres que consumen la cantidad recomendada de esta vitamina desde antes de la concepción y durante el primer mes de embarazo reducen el riesgo de tener un bebé con ciertos defectos de nacimiento en el cerebro y la médula llamados defectos del tubo neural (NTD).

El tubo neural es la estructura embriónica que al desarrollarse se convierte en el cerebro y la médula espinal. Esta estructura, que se origina como una capa plana de células, por lo general se pliega para formar un tubo antes del día 29 de gestación. Cuando el tubo neural no se cierra completamente, el bebé padece un defecto del tubo neural. Cada año nacen aproxima damente 2.500 bebés con NTD, y muchos otros embarazos afectados por esta enfermedad acaban en abortos espontáneos o en nacimientos de niños sin vida.

Los NTD más comunes son la espina bífida y la anencefalia. La espina bífida es una de las causas más importantes de la parálisis infantil. Los niños afectados padecen grados diversos de parálisis en la parte inferior del cuerpo y problemas de control de esfínteres. La anencefalia es una condición fatal por la cual el bebé nace con el cráneo y el cerebro seriamente subdesarrollados. Los estudios también sugieren que el ácido fólico puede ayudar a prevenir algunos otros defectos de nacimiento, como el labio leporino y la fisura palatina.

¿Cuánto ácido fólico debe tomar una mujer?

March of Dimes recomienda que todas las mujeres susceptibles de quedar embarazadas consuman un compuesto multivitamínico que contenga 400 microgramos de ácido fólico por día, además de ingerir una dieta saludable que incluya alimentos ricos en ácido fólico. Esta es la única manera segura de que una mujer reciba todo el ácido fólico y demás vitaminas que necesita. La dieta diaria de la mayoría de las mujeres sólo contiene alrededor de 200 microgramos de ácido fólico.

Entre los alimentos naturalmente ricos en ácido fólico se encuentran el jugo de naranja, otras frutas y jugos cítricos, los vegetales con hojas verdes, los frijoles y habichuelas, el maní, el brócoli, el espárrago, las arvejas, las lentejas y los productos de granos enteros. Los complejos multivitamínicos, los cereales enriquecidos para el desayuno y los productos de granos enriquecidos contienen una forma sintética de ácido fólico que el cuerpo puede absorber con más facilidad que el ácido fólico en su forma natural (que el cuerpo debe descomponer para poder hacer uso de él). Aún no se sabe si el consumo de 400 microgramos del ácido fólico que se encuentra naturalmente en algunos alimentos proporciona el mismo nivel de protección contra los defectos de nacimiento que 400 microgramos de ácido fólico en su forma sintética. Esto se debe a que la cocción y el almacenamiento puede destruir parte del ácido fólico del tipo natural que se encuentra en algunos alimentos, y la cantidad de ácido fólico útil que el cuerpo puede obtener de comidas diversas varía considerablemente.

El cuerpo puede absorber casi el 100 por ciento del ácido fólico en su forma sintética. Es por esta razón que March of Dimes, los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention—CDC) y el Instituto de Medicina recomiendan que las mujeres susceptibles de quedar embarazadas consuman 400 microgramos por día de la forma sintética. Dado que algunos cereales de desayuno fortalecidos contienen 400 microgramos de ácido fólico en una porción, una mujer puede ingerir la cantidad de ácido fólico sintético recomendada por día de esta manera o tomar un complejo multivitamínico. Sin embargo, una encuesta realizada por March of Dimes en 1997 reveló que sólo el 30 por ciento de las mujeres toman un complejo multivitamínico que contiene ácido fólico antes del embarazo.

El Instituto de Medicina también recomienda que una mujer aumente su consumo de ácido fólico sintético a 600 microgramos por día una vez que ha confirmado que está embarazada. La mayoría de los doctores recomienda una vitamina prenatal que contiene por lo menos esta cantidad de ácido fólico. Sin embargo, no deben ingerirse más de 1.000 microgramos (o un miligramo) sin que el médico así lo autorice.

Si una mujer ya ha tenido un bebé con un NTD, debe consultar a su médico antes de su siguiente embarazo en cuanto a la cantidad de ácido fólico que debe ingerir. Los estudios han demostrado que la ingestión de una dosis mayor de ácido fólico por día (4 miligramos) comenzando por lo menos un mes antes del embarazo y durante el primer trimestre del mismo reduce el riesgo de tener otro embarazo afectado en aproximadamente un 70 por ciento.

¿Cuánto ácido fólico contienen los alimentos fortalecidos?

A partir del 1 de enero de 1998, la Secretaría de Alimentos y Drogas de los EE.UU. (U.S. FDA—U.S. Food and Drug Administration) exige que se añadan 140 microgramos de ácido fólico por cada 100 gramos de cereales, panes, pastas y otros alimentos denominados “enriquecidos”. (Sólo unos pocos cereales contienen 400 microgramos por porción). Esto hace un poco más fácil que las mujeres ingieran ácido fólico en sus dietas. Sin embargo, la cantidad añadida a los alimentos enriquecidos es pequeña, y la mayoría de las mujeres no podrá obtener suficiente ácido fólico exclusivamente a partir de sus dietas. Se estima que esta añadidura de ácido fólico a las comidas enriquecidas servirá para prevenir sólo entre el 5 y el 20 por ciento de los NTD que pueden prevenirse mediante la ingestión de ácido fólico.

La FDA no exigió que se añadiera más ácido fólico a los alimentos debido al temor de que el ácido fólico pudiera encubrir un signo de una condición potencialmente peligrosa llamada anemia perniciosa, que se observa predom i nantemente en personas ancianas. Dado que la anemia podría corregirse con dosis elevadas de ácido fólico, el diagnós tico de los graves síntomas neurológicos que la acompañan podría quedar postergado. Se considera que el nivel de fortalecimiento que la FDA exige en la actualidad es seguro para todos.

¿Cómo previene el ácido fólico los defectos de nacimiento?

No se sabe muy bien cómo el ácido fólico previene los NTD. Algunos estudios sugieren que puede corregir una deficiencia nutricional, mientras otros indican que el suplemento de ácido fólico ayuda a compensar por los errores innatos en la manera en que el cuerpo procesa el ácido fólico natural.

Por ejemplo, en un estudio reciente se determinó que hasta una de cada siete personas puede portar una mutación genética (cambio en los genes) que provoca una insuficiencia de ácido fólico en ellos, aun cuando consuman una dieta que contenga la cantidad recomendada de ácido fólico natural. Estas personas tienen problemas para descomponer la forma de ácido fólico que se encuentra naturalmente en los alimentos y convertirlo en formas de ácido fólico que el cuerpo puede utilizar, lo que resulta en niveles más bajos de ácido fólico en la sangre. Los estudios sugieren que las mujeres con esta mutación de genes pueden correr un mayor riesgo de tener un bebé con un NTD. Sin embargo, parece ser que la ingestión de ácido fólico incrementa el nivel de la vitamina en la sangre y por lo tanto reduce la probabilidad de dar a luz un bebé enfermo.

Además de contribuir a la prevención de ciertos defectos de nacimiento, el ácido fólico cumple otra función importante durante el embarazo. Una mujer embarazada necesita ácido fólico adicional para ayudarle a producir los glóbulos sanguíneos adicionales que necesita. El ácido fólico también es fundamental para permitir el rápido crecimiento de la placenta y del feto. Esta vitamina es necesaria para producir ADN nuevo (material genético) a medida que se multiplican las células. Sin las cantidades adecuadas de ácido fólico, la capacidad de división de las células podría verse afectada y posiblemente provocar un crecimiento pobre del feto o de la placenta. En un estudio se descubrió que las mujeres a quienes les faltaba ácido fólico tenían mayores probabilidades de dar a luz un bebé prematuro y de peso bajo al nacer (menos de 5 1/2 libras, o sea 2 1/2 kg).

¿Tiene el ácido fólico otros beneficios en cuanto a la salud?

En años recientes, los médicos se han dado cuenta de que el ácido fólico es muy importante para el mantenimiento de la salud de todos. Se sabe desde hace mucho tiempo que el ácido fólico cumple un rol importante en la producción de glóbulos rojos y que a veces los individuos con deficiencias de ácido fólico desarrollan un tipo de anemia llamada anemia megaloblástica (caracterizada por una cantidad reducida de glóbulos rojos).

Estudios más recientes sugieren que el ácido fólico también puede prevenir enfermedades cardíacas y ataques apopléticos. Parece ser que los individuos que poseen una cantidad elevada de una sustancia llamada homocisteína en la sangre tienen mayor riesgo de enfermedades cardíacas y ataques de apoplejía. Cuando estas personas ingieren ácido fólico, el nivel de homocisteína de su sangre disminuye, posiblemente reduciendo su riesgo de enfermedades cardiovasculares. (Los investigadores también están estudiando la incidencia de cantidades elevadas de homocisteína como causa de defectos de nacimiento.) Otros estudios sugieren que el ácido fólico también puede ayudar a prevenir ciertos cánceres, especialmente el cáncer de colon. Si bien estos estudios son preliminares, sugieren que muchas personas, además de las mujeres en edad de tener hijos, pueden beneficiarse al tomar ácido fólico.

¿Se encuentra March of Dimes realizando investigaciones acerca del ácido fólico?

March of Dimes tiene varios becarios de investigación que están procurando entender mejor el modo en que el ácido fólico previene los NTD. Como se cree que la mayoría de los NTD son causados por una combinación de factores genéticos y medioambientales (lo que incluye factores de nutrición como el ácido fólico), otros becarios están tratando de identificar genes que incrementan el riesgo de una mujer de tener un bebé con un NTD. Uno de estos investigadores se está concentrando en 5 genes que cumplen un rol fundamental en el modo en que el bebé descompone el ácido fólico natural para determinar si las mutaciones de cualquiera de alguno de estos genes incrementa el riesgo de espina bífida. Otro investigador está estudiando el modo en que se transfiere el ácido fólico desde la placenta al feto e intentando identificar factores que podrían interferir en este proceso. Estos estudios podrían permitir obtener maneras de identificar mujeres con mayor riesgo de tener un bebé con un NTD y mejores maneras de tratarlas, con el objetivo de prevenir aun más defectos del tubo neural de lo que es posible en la actualidad.

Referencias

Centers for Disease Control and Prevention. Knowledge and use of folic acid by women of childbearing age—Estados Unidos, 1997. Morbidity and Mortality Weekly Report, Volumen 46, Número 31, 8 de agosto de 1997, pág. 721–723.

Centers for Disease Control and Prevention. Recommendations for the use of folic acid to reduce the number of cases of spina bifida and other neural tube defects. Morbidity and Mortality Weekly Report, Volumen 41, Número RR–14, 11 de septiembre de 1992.

Locksmith, G.J., y Duff, P. Preventing neural tube defects: the importance of periconceptional folic acid supplements. Obstetrics and Gynecology, Volumen 91, Número 6, Junio de1998, pág. 1027–1034.

Molloy, A., et al. Thermolabile variant of 5,10-methylenetetrahydrofolate reductase associated with low red-cell folate: implications for folate intake recom-mendations. The Lancet, Volumen 349, 31 de mayo de 1997, pág. 1591–1593.

Schwarz, R.H., and Johnston, R.B., Jr. Folic acid supplementation—when and how. Obstetrics and Gynecology, Volumen 88, Número 5, Noviembre de 1996, pág. 886–887.

Standing Committee on the Scientific Evaluation of Dietary Reference Intakes, Food and Nutrition Board, Institute of Medicine. Dietary Reference Intakes: Folate, Other B Vitamins, and Choline. Washington, D.C., National Academy Press, 17 de abril de 1998.

Todos los materiales proporcionados por March of Dimes tienen fines exclusivamente informativos y no constituyen asesoría médica

©1999 March of Dimes Birth Defects Foundation.  All rights reserved