www.bebesCR.com

Bebés

bebesCR.com - bebes

Directorio

Centros Educativos

Material Didáctico

Los ojos

de su bebé

Lawrence M. Kautman, MD, PhD*

La visión contribuye en gran parte a la percepción que tiene un infante sobre el mundo. Muchos padres naturalmente se preocupan sobre la visión de sus hijos. Afortunadamente, las condiciones serias de los ojos y la ceguera son raras en los infantes. Los bebés pueden, sin embargo, tener problemas de los ojos, por lo tanto, un chequeo de los mismos, es siempre una parte importante en el cuidado médico de un bebé.

¿Cómo y cuándo se desarrollan los ojos de un bebé?

Los ojos comienzan a desarrollarse dos semanes después de la concepción. Durante las siguientes cuatro semanas, solo las estructuras mayores del ojo se forman. Durante éste tiempo, el ojo es particularmente vulnerable a las heridas. Por ejemplo, si la madre toma drogas, o se llega a infectar con el sarampión benigno, el ojo puede ser deformado o dañado. Durante los últimos siete meses de embarazo los ojos continúan creciendo y madurando, y el nervio que conecta el ojo al cerebro (nervio óptico) se forma.

Al nacer, el ojo de un bebé es de aproximadamente el 75 por ciento del tamaño de un ojo adulto. Durante los primeros dos años de vida, el nervio óptico, la función visual, y las estructuras internas del ojo continúan su desarrollo.

¿Qué puede ver un bebé?

La agudeza visual de un recién nacido es aproximadamente 20/400. Esto es equivalente a ver solo la letra "E" en una tabla de letras para examinar la vista. La visión lentamente aumenta a 20/20 pare la edad de 2 años. La visión del color está presente al nacer.

Los recién nacidos no ponen mucha atención al mundo visual, pero normalmente van a pestañear cuando una luz brilla en sus ojos. De las 6 a 8 semanas de edad, los infantes van a fijar su mirada en un objeto y van a seguir su movimiento.

Los ojos de un bebé deben estar bien alineados (trabajando como en equipo) a los 4 meses de edad (ver el "estrabismo" abajo). Al alinearse los ojos, la visión tridimensional se desarrolla.

¿Cómo son examinados los ojos de un bebé?

El primer examen de la vista se lleva a cabo en la habitación de los niños recién nacidos. Los pediatras hacen un examen pare chequear si existen infecciones o problemas estructurales con los ojos: párpados mal formados, cataratas, glaucoma, u otras anormalidades. Cuando el bebé tiene 6 meses de edad, el pediatra debe chequear el alineamiento de los ojos del bebé y la fijación visual (cómo enfoca su mirada).

Los pediatras pueden tratar problemas simples del ojo tales como el ojo rojo (conjuntivitis). Si usted o su pediatra creen que su bebé tiene un problema más serio del ojo, el cual puede requerir tratamiento médico o quirúrgico, el infante debería ser referido a un oftalmólogo. Ningún niño es demasiado tierno para un examen completo de la vista.

Un examen de ojos de un bebé realizado por un doctor es similar al que se hace en los adultos. El doctor evalúa la historia médica, la visión, los músculos y las estructuras del ojo del bebé.

El doctor evalúa la visión del bebé por medio de las siguientes observaciones: reacciona el infante a la luz que brilla en los ojos? Mira el bebé a la cara o sigue los movimientos de un juguete? Otros exámenes de la visión más sofisticados, pueden ser utilizados si son necesarios.

Se utilizan gotas para los ojos para dilatar temporalmente las pupilas para un examen más detallado del ojo. Las gotas pueden demorar de 30 a 90 minutos para ser efectivas. Después, el oftalmólogo utiliza un instrumento para examinar los ojos del bebé y saber si existe un error refractivo tal como la miopía o el astigmatismo.

La mayoría de los niños son astigmáticos al nacer, pero usualmente no hasta el grado que se requieran anteojos. Sin embargo, un bebé, inclusive un recién nacido, puede usar anteojos si los necesita.

Finalmente, el oftalmólogo usa un instrumento iluminado y con un lente de aumento (oftalmosopio) para mirar dentro de los ojos.

¿Cuáles problemas de los ojos ocurren en los infantes?

Infecciones: Algunos recién nacidos pueden desarrollar conjuntivitis al pasar por el canal del nacimiento. Los bebés de mayor edad pueden desarrollar ésta infeccion del ojo, al ser expuestos a personsas que la poseen. Los ojos infectados aparecen rojos, hinchados y tienen una descarga pegajosa. Se pueden administrar gotas antibióticas para los ojos como tratamiento.

Conductos lagrimales obstruidos: Las lágrimas brotan desde dentro del ojo a través de un conducto. Algunos bebés nacen con éste conducto tapado, lo cual causa que las lágrimas se regresen y causen un exceso de flujo. Ya que éstos infantes son muy propensos a las infecciones de los ojos; puede ser necesario prescribir antibióticos. En la mayoría de los casos, los conductos lagrimales se abren por sí solos hasta la edad de un año. A veces, puede requerirse de una terapia de masaje del conducto. Ocasionalmente el oftalmólogo debe realizar un procedimiento quirúrgico para destapar el conducto lagrimal.

Cataratas: Dentro del ojo hay un lente que lo ayuda a enfocar, similar al lente de una cámara. El lente del ojo normalmente es cristalino claro. Rara vez los bebés nacen con una catarata, nubosidad del lente que previene el paso de la luz. Las cataratas en los infantes son usualmente encontradas por el pediatra durante los exámenes médicos realizados al momento de nacer y posteriormente. Si la catarata es severa, la pupila aparece blanca. Puede requerirse de una cirugia para remover la catarata.

Estrabismo: Estrabismo significa que un ojo está virado demasiado en una dirección. Por ejemplo, un ojo puede estar volteado hacia adentro, esotopia (bizco), o puede estar virado hacia afuera, exotropia (ojos divergentes). En realidad, existen muchas formas de estrabismo. El alineamiento del ojo normalmente no es fijo al nacer, pero para los 4 meses de edad, los ojos deben estar rectos. Cualquier infante que continúe mostrando desalineamiento después de los cuatro meses de edad o un niño que más tarde adquiera el estrabismo debería tener un examan completo del ojo. El estrabismo no tratado puede producir ambliopia (ver abajo). Es solamente un mito lo que se dice que los niños se llegan a curar del estrabismo.

Ambliopía: Ambliopía (comúnmente llamada ojo perezoso) es el término médico para la pérdida de la visión en un ojo aparentemente sano. Esto ocurre en los bebés y los niños si no hay un balance entre los ojos. En estos casos, el niño puede inconscientemente usar un ojo más que el otro. El ojo opuesto, perderá la visión debido a la falta de uso. Un ojo desbalanceado puede aparecer cuando hay catarata, estrabismo, ptosis (párpado caído), una herida del ojo o un error refractivo que es más pronunciado en un ojo. La ambliopía usualmente no tiene síntomas y generalmente se le descubre en los exámenes de la visión para la escuela. Esto debe ser tratado por un oftalmólogo antes de que el niño tenga de 6 a 10 años de edad, o la pérdida de la visión será permanente. El tratamiento le estimula al niño a usar el ojo perezoso, usando anteojos y/o usando un parche sobre el ojo "bueno."

Ptosis: En alqunos niños, el músculo que levanta el párpado superior falla en su desarrollo apropiado en uno o ambos ojos. Este músculo se debilita, lo cual causa que el párpado superior cuelgue, a esto se le llama ptosis. Cuando un párpado se cuelga y cubre la mitad del ojo, ese ojo puede parecer equivocadamente, más pequeño que el otro. La ptosis algunas veces puede resultar en ambliopia. Si la ptosis es severa, se requiere de una cirugía para levantar el párpado.

Retinopatía de Prematuros: Si un bebé nace prematuramente, los vasos sanguíneos en el ojo que suplen la retina no están completamente desarrollados. Algunas veces éstos vasos sanguíneos se desarrollan anormalmente y pueden dañar el interior del ojo. La retinopatía de prematuros puede ser detectada solamente durante un examen oftálmico, el cual debe realizarse en bebés prematuros durante sus primeras semanas de vida. Si la enfermedad avanza, el ojo puede ser tratado para prevenir la ceguera.

Desatención visual: Algunas veces, los infantes no comienzan a poner atención al estímulo visual hasta las 6 u 8 semanas de edad y esto es normal. Esto puede ser debido a un desarrollo demorado del sistema visual, común en infantes prematuros, pero también ocurre en bebés de término normal. Frecuentemente, el sistema visual madura normalmente con el tiempo. Sin embargo, la visión desatenta puede ser un signo de enfermedad del ojo y puede resultar en una pérdida permanente o progresiva de la visión. Un examen completo del ojo debe ser hecho en bebés de tiempo completo si parece haber desatención visual después de los 3 meses de edad.


* Reimpreso con autorización del Centro de Oftalmología de la Universidad de Illinois en Chicago.