www.bebesCR.com

Bebés

bebesCR.com - bebes

Directorio

Centros Educativos

Material Didáctico

Qué son los programas de

estimulación temprana?

Dra. Laura Peñaloza Ochoa*

Para definir el término de estimulación temprana, es necesario conocer algunos principios básicos sobre el desarrollo del niño.

Así como el niño aumenta su tamaño corporal, es decir crece, también se desarrolla, esto significa que el niño adquiere habilidades cada vez más complejas que le permitirán interactuar con las personas y su medio ambiente para hacerlo un ser autónomo e independiente.

En los seres humanos existe un periodo muy prolongado de niñez, tal parece que la naturaleza conociendo los atributos cerebrales le conceda un tiempo largo de preparación para llegar a una vida adulta plena.

El desarrollo del niño puede afectarse por problemas que se presentan durante el embarazo, durante el parto y después de él, y en los primeros meses de vida tales como desnutrición, infecciones de la madre o del producto, anormalidades genéticas, prematurez, falta de oxígeno al nacer y ambiente socio afectivo deficiente.

El desarrollo del niño puede medirse mediante la observación de su conducta la cual se ha dividido en cinco áreas. Estas áreas son:

    1. Motricidad gruesa y fina, sus objetivos están orientados para que el niño obtenga un control sobre sus músculos grandes y pequeños, que le permitirán tener la coordinación necesaria para moverse libremente.

    2. Lenguaje, se encamina a lograr la comprensión de su lenguaje, para expresarse a través de él.

    3. Cognición, le permitirá su integración intelectual.

    4. Personal, se ocupa de hacer al niño independiente en tareas como alimentarse y vestirse.

    5. Social, le proporciona los elementos necesarios para adaptarse al medio ambiente donde se desenvuelve.

Todas estas conductas tienen una secuencia lógica acordes con la maduración del cerebro, así, no podemos esperar que un niño camine si aún no logra sentarse.

¿Qué son los programas de estimulación temprana (PET)?

Cuando un niño nace sus movimientos y actitudes son respuestas reflejas, requiere de estímulos que le darán las experiencias necesarias para el conocimiento y pasar de un estado reflejo a uno voluntario.

Si consideramos el tipo de estímulo, el momento en que debe darse, el grado y su calidad, estamos ingresando al mundo de los programas de estimulación temprana, término que se define como la potenciación máxima de las posibilidades físicas y mentales del niño, mediante la estimulación continuada y regulada.

No se trata de estimular en forma anárquica, presentando al niño el mayor número de estímulos, sino que consiste en un manejo con bases y técnicas científicas, basadas en el amplio conocimiento que se debe tener sobre el desarrollo del niño normal en sus diferentes edades.

¿A qué tipo de niños están dirigidos los programas de estimulación temprana?

Inicialmente los PET se crearon como una necesidad para tratar niños con desviaciones del desarrollo por presentar lesiones en su cerebro. Más tarde los programas se ampliaron a los niños que por sus condiciones biológicas o psicosociales tuvieran riesgo de presentar desviación en su desarrollo, es decir, los PET se crearon con fines preventivos y de tratamiento.

En los últimos años, los PET han sido útiles también en niños normales para mejorar su nivel de desarrollo, aunque no es una indicación necesaria.

¿Dónde deben llevarse a cabo los programas de estimulación temprana?

Esto depende de los objetivos, si se plantean con fines preventivos o terapéuticos, deberán llevarse en instituciones públicas o privadas especializadas en niños, donde participe un equipo compuesto por médicos, terapistas y psicólogos, bajo la coordinación de un especialista en Medicina de Rehabilitación.

Debemos tener cuidados con los centros de juego que se autonombran centros de estimulación temprana y se crearon sólo con fines lucrativos, pero que no tienen personal capacitado ni programas con bases científicas.

Si nuestro hijo es sano, el mejor programa es el que se aplica en la casa, en un ambiente familiar favorable, existen muchos libros en las tiendas que pueden ser útiles.

En todo caso y ante la duda, nuestro pediatra puede orientarnos sobre el sitio idóneo y de ser necesario podrá solicitar el apoyo de un especialista en Medicina de Rehabilitación o Neurólogo Pediatra para una mayor orientación


* Jefa del Departamento de Medicina de Rehabilitación del HIM